Revista

Foto: Pixabay

La miel de abeja es un producto que fácilmente encontramos en el mercado, pero que en muchas ocasiones dejamos en un segundo plano, ignorando los múltiples beneficios que puede traer a nuestro organismo, incluyendo el cuidado personal y la belleza.
La miel es un producto natural elaborado por las abejas a partir de la recolección del néctar de las flores y que sirve a su vez de alimento para ellas en tiempo de escasez durante el invierno, pero ¿Cómo se produce?

Foto: Pixabay

Cuando la abeja toma el néctar de la flor, lo lleva hasta un saco llamado buche melario, distinto al estómago para alimentarse, una vez lleno este saco, la abeja se dirige nuevamente hasta su colmena donde es recibida por sus compañeras obreras, allí la abeja pasará el néctar a la boca de la otra abeja y esta se encargará de continuar con su proceso, descomponiendo el néctar a través de algunas funciones como masticación, regurgitación incluso mediante enzimas para logar obtener glucosa, fructuosa, aminoácidos, y algunos otros minerales que se encuentran en la miel.
Una vez listo el material lo disponen sobre las celdas de los panales para continuar con el proceso de bajarle la humedad, logrado mediante el aleteo de sus alas hasta llegar al punto perfecto, donde luego serán sellados con cera y almacenados para su conservación.

Foto: Pixabay

Algunas propiedades de la miel:

La miel contiene muchísimas ventajas para nuestro organismo, tanto interno como externo, sin embargo, se debe dejar claro que lo principal para que la miel haga su efecto correctamente, es que sea pura y que no sea expuesta a altas temperaturas puesto que perderá muchas de sus propiedades.

A continuación, algunas ventajas de la miel sobre nuestro organismo:

  • Regula el azúcar en la sangre
  • Reduce el estrés metabólico
  • Promueve la recuperación del sueño
  • Sirve como tratamiento para el estreñimiento
  • Mejora la función cerebral
  • Combate el acné y dermatitis
  • Evita las alergias
  • Repara las heridas, quemaduras y úlceras
  • Hidratante de la piel
  • Reparador labial
  • Estimulante del sistema inmunológico

Aunque son múltiples ventajas las que posee este gran producto natural, es aconsejable consultar con tu médico, acerca de su uso, ante cualquier tratamiento.

Foto: Pixabay

 Miel para la belleza:

Pero no solo la miel la puedes usar como remedio para algunas enfermedades, también puedes emplearla en algunos trucos caseros para embellecer tu cuerpo, estos son algunos consejos:

  • Mascarilla de miel: su uso constante mantendrá tu piel fresca, además de servir como un gran astringente natural, evitará el exceso de grasa en tu rostro sin sensación de resequedad. Unta una pequeña dosis en la mañana, déjala actuar por 10 minutos y enjuaga con agua fría.
  • Exfoliante para tus manos: si quieres mantener tus manos limpias, suaves y sin bacterias, no dudes en lavarlas con una pequeña cantidad de miel de abejas: ponte unas pequeñas gotas de miel en tus manos, masajea por unos minutos y enjuaga con agua fría, verás que suave quedan.
  • Combate el acné: ¿tienes acné, rosácea, sufres de inflamación o piel rojiza en tu rostro? No dudes en aplicarte una buena dosis de miel de abejas en tu rostro cada mañana, déjala actuar por 10 minutos y enjuaga en tu ducha diaria, no tienes que aplicarte jabón, la miel tiene propiedades antisépticas que ayudarán a la limpieza profunda de tu rostro sin necesidad de maltratarlo.

Ahora que ya conoces algunos beneficios de la miel de abejas, no dudes en incluirla en tu próxima compra, pero asegúrate que sea miel pura para su mayor efectividad.

Contáctanos! / Quieres pautar?