Revista

Foto: Carlos Peláez

Para nadie es un secreto que la gastronomía mexicana es una de las más exquisitas del mundo debido a su gran diversidad de sabores, colores y cultura reflejada en cada preparación.
Generalmente se suele relacionar la comida mexicana con preparaciones muy picantes y fuertes, aunque no toda es así; también puede ser adaptada a platillos mucho más suaves aptos para otros gustos. 

Algunos de sus platos más reconocidos en el ámbito mundial son los chilaquiles, las gorditas, los chiles en nogada, los tacos al pastor, el pozole, la torta ahogada y los tamales.
Sin embrago para esta ocasión traemos una receta con la que encantarás a todos tus comensales, fácil, rápida y sobre todo exquisita: sopa mexicana.

Foto: Carlos Peláez

Ingredientes

  • 1 pechuga de pollo
  • 1 cebolla blanca
  • 1 cebolla roja
  • 1-2 dientes de ajo
  • 5 tomates maduros
  • 10 hojas de albahaca fresca
  • 1 aguacate
  • 1 bloque pequeño de queso mozzarella
  • Tortillas de maíz o nachos
  • 1 pimentón rojo
  • Crema de leche
  • Sal y pimienta al gusto
  • Laurel y tomillo al gusto
  • Aceite
  • 2 litros de agua
  • (si se desea un poco de picante puedes agregar chile de árbol o el chile que desees a tu gusto)

Preparación

1.Para comenzar debemos deshuesar la pechuga de pollo, es importante reservar la carcasa o hueso.

  1. Llevamos una olla al fogón, que sea suficientemente grande para la preparación. Verter un pequeño chorro de aceite sobre la olla, cuando esté caliente, se debe agregar el hueso de pollo, para rostizarlo muy bien.
  2. Aparte, se debe cortar la cebolla blanca en trozos grandes, estos se agregarán a la olla cuando el hueso de pollo este bien rostizado. Sofreír bien.
  3. Cuando la cebolla esté bien sofrita, se agrega el agua a la olla. Además del laurel y el tomillo.
  4. Se debe sumergir la pechuga de pollo en este caldo, hasta que esté bien cocido y se pueda retirar para desmechar.
  5. Aparte, se debe cortar la otra cebolla roja en cubos grandes, el pimentón, los dientes de ajo y el tomate. Estos se llevan a sofreír en un sartén. Cuando este guiso esté listo, se licua con un poco del caldo de pollo.
  6. Lista la sopa que será nuestra base, se debe de mantener a fuego medio-bajo.
  7. Aparte, se debe rallar el queso mozzarella y reservarlo.
  8. Cortar y reservar las hojas de albahaca. Igual se hará con el aguacate, se corta en cuadritos o lonjas y se reserva.
  9. En caso de tener tortillas, se deben cortar en triángulos y calentar antes de usar. Si son nachos, se dejan tal cual están.
  10. Ahora sí, llegó el momento de armar nuestra sopa mexicana. En una taza se sirve un poco de sopa, agregamos una capa de pollo, una capa de queso rallado, ponemos un poco de aguacate en trozos y un poco de albaca picada, bañamos con un poco de crema de leche al gusto, ponemos los nachos o tortillas y listo, a disfrutar.

Así de fácil y sencilla fue preparar esta sopa mexicana. Esperamos les guste la disfruten al lado de esos grandes invitados.

 

Alejandra  Restrepo
Chef

Contáctanos! / Quieres pautar?