Revista

Foto: Carlos Rodríguez, cortesía del artista.

Al pensar en  magia, lo primero que puede llegar a la mente son ancianos con barbas blancas y largas, así como mujeres con sombreros puntiagudos y escobas. Estos personajes de película que encantan al público con su energía, sagacidad y misterio.  

Pero, Ferley Pérez no tiene nada que ver con eso; él es un joven de 27 años que viste con trajes elegantes, coloridos y brillantes, mientras con una sonrisa y su magia se roba el escenario.

Empezó en el mundo artístico a los 7 años haciendo parte de diferentes grupos circenses de la ciudad como payaso. Su alegría y optimismo fueron determinantes no solo para su profesión, sino para su vida. Creció en el barrio Manrique de Medellín, donde muchas personas le dijeron que no tendría oportunidades, que no valía la pena y que del arte no podría ser grande. “si usted le mete pobreza a la mente va a seguir siendo pobre, pero si le metes que vas a salir adelante así va a ser”. Cuenta Ferley mientras recuerda cómo inició en el mundo que ahora es su vida: la magia… “Empecé a crecer, ser ejemplo para mis padres de que se puede ser grande a través del talento y de mi emprendimiento”.

Su respuesta a las personas que ven la magia como brujería o un engaño es que este arte es solo una ilusión, donde el mago realiza trucos con elementos de alto impacto como: cajones, espadas, cadenas, espejos y demás utensilios que componen la puesta en escena, creando un espectáculo impactante donde el fin es entretener.

Foto: Carlos Rodríguez, cortesía del artista.

Hoy, Ferley a sus 27 años, tiene una vida estructurada con una mujer de la cual está plenamente enamorado y  de su hijo,  fruto de este amor; actualmente, posee su propia empresa de entretenimiento y eventos “Circus Show”, donde ofrece varios tipos de espectáculos, incluyendo magia, payasos, malabares, DJ, luces robóticas, sonido profesional y diferentes concursos a lo largo de la presentación. Posee servicios de entretenimiento recreativo para todas las edades.

Al igual que muchos, la pandemia produjo disminución en su trabajo, sin embargo, él aprovecha para prepararse, estudiar a otros magos y perfeccionar sus trucos,  para volver a impactar al mundo con su magia.

Foto: cortesía del artista 

Alejandra Márquez Quintero
alejandra.marquez@laeternaprimavera.com 

Contáctanos! / Quieres pautar?